No me digas que vas a Almagro

Almagro.

El pueblo del padre de mis hijos y toda su familia. Familia política, pero querida, que emigró en los años sesenta desde ese municipio para dar a sus hijos mejores oportunidades. Donde he estado casi todos los veranos durante  casi veinte años  y en el que disfruté mucho durante sus fiestas de agosto con esa gran familia de siete hijos y toda nuestra prole.

almagro_CORRAL_COMEDIAS

Corral de Comedias, el único que se conserva en España tal como era en el siglo XVII.

Almagro.

Lugar donde se come el mejor queso y las mejores berenjenas encurtidas del mundo, como aquellas que mi suegra maceraba ya aquí, en su nuevo hogar valenciano, en siete tinajas para sus siete hijos durante muchos años. La recuerdo sentada en su sillón cortando berenjenas verdes, pequeñas. La recuerdo con ramos de hinojo que ella misma recogía para el adobo. La recuerdo cortándolas y rellenándolas con sus castigadas manos manchadas de aceite y pimentón. La recuerdo tan nítidamente que quiero volver allí y decirle que la echo de menos.

 

250px-Berenjenas-Almagro

Berenjenas de Almagro

Almagro.

Noches de verano al fresco con mi-su familia, en la Hospedería Almagro, casi siempre, de las que guardo recuerdos de risas tremendas. Sin aire acondicionado estaba ya cuando íbamos en los años noventa y posteriores, y dormíamos con ayuda de unos ventiladores que tiraban aire caliente…pero solo recuerdo las risas de mis cuñados cuando bajábamos a la mañana siguiente a desayunar.

Almagro.

Ganas de llorar cada vez que lo menciono porque mencionarlo es recordar a mi otra familia, la política, que quiero tanto y que no veo.  Recordar a mi suegro “el abuelo”, que tanto amaba su pueblo y que tanto gustaba de charlar conmigo de política. Recordar el Corral de Comedias y la plaza. Las calles y la ermita de la virgen de las Nieves. Recordar a Nieves, mi suegra y a Nieves mi cuñada. Sobre todo recordar a Manoli, mi cuñada preferida y que se murió con 43 años hace más de diez, que dejó cuatro hijos y un marido roto, y a seis hermanos que aún lloran su ida. Yo la amaba tanto…

descarga

Plaza Mayor de Almagro

Almagro…hablar de este pueblo, que en sí no es más que otro pueblo español, con sus gentes prejuiciosas y cotillas, pero sencillas y buenas, es recordar mi feliz pasado y a la persona que tan feliz me hizo tantos años y que nació allí.

No me digas que he de pasar página, que la paso, no me digas que no lo he superado, porque sí lo he superado, aunque jamás olvide. Dime tan solo que no me preocupe por haberme venido un recuerdo de verano y que con él haya abierto un archivo que de vez en cuando me muestra lo que una vez sucedió y que tan feliz me hizo, aunque se me encoja el corazón al hacerlo. Dime que te gusta que te haya contado esto porque me he desahogado y ahora me siento mejor.

Me gusta que vayas allí. Solo he sentido un pinchazo de envidia al saber que vas, pero te digo que jamás volveré. Sería abrir de nuevo mi única herida, la que tengo más profunda y que se abre tan fácilmente.

Me gusta que vayas, pero no me digas que vas a Almagro.

corral-de-comedias-de-Almagro-2-636x303

Corral de Comedias El corral de comedias mejor conservado de toda España (Monumento Nacional desde 1955)

 

Mujeres

Solo por el hecho de ser mujer ya se me presuponía un rol que no estaba dispuesta a admitir y que nada tiene que ver con renunciar a la feminidad o al amor.

La cultura ha sido siempre mi forma de vida y luché mucho para conseguir el sueño de llegar a la universidad, como muchas otras mujeres, y este camino me ofreció uno mucho más impensable para mí: tener una carrera universitaria.

Ahora soy periodista. Lamentablemente las circunstancias son adversas en estos momentos, pero la vida me ofreció siempre una alternativa en los momentos duros y creo estar en lo cierto si afirmo que tampoco esta vez me dejará en la estacada. Lo que logré me costó, porque al hecho de estudiar con más edad se unió la falta de entendimiento de personas que intentaban que no me desviara de mi rol. No lo consiguieron, desdeluego.

Muchas mujeres no han tenido tanta suerte y no saben cómo escapar de una vida que no les gusta.

mujeres siglo XVIII

Mujeres que asimilaron su rol estuvieron conmigo, pero también han subido a mi tren otras más inconformistas que decidieron, como yo, salir de la zona de confort preparada para ellas. Son muchas las que he conocido a lo largo de mi vida que, incluso desde su diversidad cultural y edades distintas, fueron muy semejantes entre sí porque pidieron perdón antes que permiso, y todas, absolutamente todas, me han enseñado alguna cosa que ha resultado transcendental para mi enriquecimiento como persona. De eso me he dado cuenta al pasar los años.

Mi abuela ha sido, con diferencia, la mujer que más me ha enseñado sin ni siquiera ser consciente de ello. A pesar de no tener estudios, puso un negocio mientras atendía a cuatro hijos. Antes de eso, pasó por las experiencias de cuidar a 9 cuñados y un suegro con 20 años, vivir dos guerras y  perder dos hijos.También cuidó de casi todos sus nietos. Ella fue además una persona luchadora, buena, amable, inteligente, cariñosa, educada y empática con todo el mundo. Jamás la vi maldecir su situación, y eso, es un gran ejemplo de vida. Llevo mi nombre por ella, fue  una gran amiga a la que le podías contar cualquier cosa. La echo muchísimo de menos.

Amigas. Las del colegio parece que nacieron contigo. No te dabas cuenta pero te sentabas con ellas en clase, jugabas en los recreos y eran partícipes de tus juegos tontos de adolescentes. Algunas eran compañeras, otras fueron amigas para siempre. Con las que llegabas al colegio y con las que salías, para después continuar toda la tarde y todos los fines de semana, todos los meses y todos los años hasta hoy. Mi amiga Carmen, mi compañera de mil batallas, de mil fiestas y de mil lágrimas. Por ella se extiende mi vida a lo largo, paralela a la suya. Algo valioso para mí porque es una mujer fuerte y, además, testigo de toda mi existencia.

Otras mujeres fueron como las hadas madrinas que vienen a protegerte cuando más lo necesitas y no sabes por dónde aparecieron, pero allí estuvieron a lo largo de tu vida. A veces pasaron por ella unos años, para luego desvanecerse en lo cotidiano, pero que siguen ahí, atendiendo tu llamada.

Mi vecina Nico fue una de ellas. La conocí con 18 años, cuando yo me independicé. Ella tenía 19. Ventana con ventana, puerta con puerta. Dos mujeres jóvenes, pero muy adultas a a vez, lo que daba aquellos años. Nunca sentí la felicidad con ella porque de la felicidad no te das cuenta cuando la vives intensamente. Siempre estuve acompañada por ella y su familia. Vimos crecer a nuestros hijos y nuestras casas eran de ambas. Nunca estuve sola teniéndola a ella al lado. Pasó por una grave enfermedad y luchó para que su familia aprendiera a vivir sin ella. Su tesón venció a la enfermedad. La adoro.

Entre tanto, tuve la suerte de tener una hija. La eduqué para que fuera independiente y, vaya si lo és. Una mujer que me acompaña siempre y que me enseña mucho de la vida. Sabe reír en medio del caos. Es lúcida, inteligente, decidida y nada sumisa. Es un ser especial, una mujer valiente y preparada para la vida. Es capaz de vivir donde sea y dormiría en la copa de un árbol si se terciase. Con ella llegó el sol a mi vida y la sigue alumbrando cada día.

Fueron muchas otras las mujeres que conocí y, he de admitir, que siempre me he llevado muy bien con ellas. Algunas me ayudaron en momentos complicados y siempre he pensado que nunca llegaban a mi vida por casualidad. La diosa fortuna, que, porsupuesto, es mujer, me ha tratado muy bien en este aspecto porque en cada etapa de mi camino ha sabido traerme  a alguien especial para compartir el mismo trayecto sin importar la edad.

Mi madre. A mi madre no me la trajeron porque ya estaba allí. No importa que no tengamos nada en común. Tampoco le guardo ningún rencor por no entender que siempre he necesitado la libertad que ella no me supo ofrecer. Hubiese merecido una vida mejor porque es inteligente, trabajadora y fuerte. Me ayuda muchísimo y me tendrá siempre con ella.

En otro aspecto de mi vida y justo cuando  me acerqué al mundo de la cultura supuso un gran alivio encontrar mujeres con mis mismas inquietudes. Fue gran satisfacción tener compañeras muy inteligentes que son mis mejores amigas ahora: Lucía, Yolanda, Patricia, Charo, Maribel, Elena, Sara, Isi, Chelo,  Ivanna, Noelia, Amparo, Carmen, Eva, etc. De mi etapa universitaria me llevo a más de 60 compañeras (también compañeros) y a mi querida amiga Nieves.

Quizá me olvide de algunas, pero están dentro de mí. Mujeres fuertes, luchadoras, buenas, inteligentes, independientes y atrevidas que decidieron romper con un rol impuesto por la sociedad y que me han dejado huella. Estoy orgullosa de que todas formen parte del entramado de mi mente. Estoy dispuesta a que durante mi viaje, dure lo que dure, muchas más mujeres conformen la película de mi vida.

Gracias a todas.

Tras el Corredor Verde

Merenderos durante el curso del rio Turia en el Corredor Verde

Merenderos durante el curso del rio Turia en el Corredor Verde

El Parque Fluvial del Turia es un corredor verde paralelo al  curso del rio Turia en el corazón de la provincia de Valencia. Se trata de una obra realizada por la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) que recorre a lo largo de  30 kilómetros la cuenca enlazando las poblaciones de Villamarchante, Benaguacil, Riba-roja de Turia, La Eliana, Paterna, Manises, Quart de Poblet y Mislata, uniéndose  a través del Parque de Cabecera con la ciudad de Valencia, y que ha sido insignia  de  conservación del ecosistema de los ríos, tanto por  la Consellería de Medio Ambiente como para a la CHJ, porque según esta última permite la recuperación del entorno ambiental fluvial.

El río Turia a su paso por Riba-Roja

El río Turia a su paso por Riba-Roja

El enclave se encuentra dentro del Parque Natural del Turia, por lo que se trata de un espacio natural doblemente protegido. No solo se han aplicado medidas de recuperación bioquímica y biológica del agua con la construcción de depuradoras y con la reintroducción de la fauna própia del ecosistema del río, sino  también se han empleado  políticas de repoblación de la vegetación de la ribera autóctona, las cuales han revertido en una mejora notable del estado medioambiental del Turia.

palabra de origen árabe que significa 'barrera', es una construcción habitualmente realizada para elevar el nivel de un caudal

Azud. Palabra de origen árabe que significa ‘barrera’, es una construcción habitualmente realizada para elevar el nivel de un caudal

Se han hecho cosas muy positivas por la recuperación, fundamentales en lo que respecta a la reparación de la flora propia. Por ejemplo, un excelente trabajo de la eliminación de la caña (Arundo donax) que se trata de una de las especies más invasoras y que se come toda la vegetación del río.

El puente respeta la circulación de peatones y ciclistas a través del río

El puente respeta la circulación de peatones y ciclistas a través del río

El valle deja el paso a la calma de las limpias aguas del Turia

El valle deja el paso a la calma de las limpias aguas del Turia

También es muy importante la vegetación de ribera que encontramos asociada a las riberas y al cauce del rio Turia. Pese al dominio de los cañares se pueden encontrar pequeños bosques de álamo (Populus alba), chopo negro (Populus nigra), sauce blanco (Salix alba) o mimbreras. Ya en contacto con el agua hay toda una comunidad de plantas anfíbias (helófitas) constituida por carrizos (Phragmites australis), eneas (Typha latifolia, Typha angustifolia) y juncos (Scirpus sp.) mientras que diversas especies de fanerógamas del género Potamogeton afloran a la superficie desde el lecho del río.

La vegetación de la montaña que atraviesa el río.

La vegetación de la montaña que atraviesa el río.

El corte del cauce del río por los azudes forman bellas cascadas

El corte del cauce del río por los azudes forman bellas cascadas

En algunos puntos muy localizados se encuentra una sucesión de vegetación de ribera bien estructurada, constituida por olmos, chopos, álamos y los sauces a pie de río, como estrato arbóreo previo a las comunidades halófilas (las que soportan gran salinidad). El río se corta por distintos lugares de su cauce por azudes para evitar el desbordamiento dejando a la vista bellísimas cascadas.

Gracias a un carril bici que rodea el parque son muchos los ciclistas que acuden a realizar recorridos  en rutas dedicadas para ello con caminos limpios y preparados para tal fin.

Los carriles para ciclistas permiten rutas al borde del río.

Los carriles para ciclistas permiten rutas al borde del río.

La agricultura autóctona permanece gracias a las acequias que bordean los campos

La agricultura autóctona permanece gracias a las acequias que bordean los campos

El acceso desde Valencia es muy sencillo en coche, pero con la reciente apertura de la línea 9 de metro  que llega hasta Riba-roja del Turia, es muy fácil para los amantes de la naturaleza acercarse a contemplar un paraje de espectacular belleza. Un paraíso donde la evasión recibe al visitante que quiere escapar del bullicio de la costa valenciana.

Las cañas que bordean el cauce son especies agresivas que impiden la flora autóctona

Aunque el Corredor Verde es un espacio rehabilitado, el río continúa su andadura salvaje

‘Perlas’ en la naturaleza

 

IMG_9381

La flor del almendro

Viviremos hasta los 90 años. En España la esperanza de vida alcanzará en 2064 casi un siglo, según un informe de octubre de 2014 del Instituto Nacional de Estadística (INE). La fuente de la eterna juventud sigue siendo una utopía, pero todos los expertos están de acuerdo en que el retraso del envejecimiento se debe, en gran parte, a la dieta mediterránea, característica de países como España e Italia.

Pero no solo  la naturaleza  ofrece alimentos, sino que nos descubre una belleza sin igual para descubrirnos lo que nos da. Las flores   muestran su colorido para que los insectos las polinicen y seguir con la evolución. Las plantas no solo ofrecen fruto, sino que cada especie tiene distintos quehaceres en la naturaleza y además sirven para embellecerla.

IMG_9387

 Margaritas moradas

IMG_9392

 Calas

IMG_9394

Flor del aloe vera

Pero, ¿en qué alimentos se encuentra todo lo necesario para mantenerse sano?, ¿sabemos lo que comemos? Según la OMS, las dietas tradicionales basadas en gran parte en alimentos de origen vegetal, han sido reemplazadas rápidamente por dietas con un alto contenido en grasa y compuestas principalmente por alimentos de origen animal, y dicta que hay que aumentar el consumo de frutas y verduras, así como de legumbres, cereales integrales y frutos secos.

La lista de los alimentos más sanos

En junio de 2012 la revista Forbes, publicó una lista con los 33 alimentos más sanos del mundo. En toda esta lista solo hay alimentos que nos ofrece la naturaleza. Y España tiene una gran ventaja: todos se encuentran en la   agricultura mediterráneaDe los 33 alimentos que propone Forbes destacan: la espinaca que previene la infección del tracto urinario; el tomate minimiza el riesgo de enfermedad cardiovascular; el brócoli reduce el riesgo de diabetes y protege el cerebro en caso de lesiones; la granada
es antioxidante;

Limonero. El agua con limón en ayunas elimina toxinas.

Limonero. El agua con limón en ayunas elimina toxinas

 Lnaranja reduce los niveles de colesterol; el limón tiene vitaminas A, B y calcio; los arándanos ayudan a revertir el declive cerebral relacionado con la edad; la manzana ayuda al sistema inmunológico; los arándanos restauran los niveles de antioxidantes, la soja, la mejor proteína vegetal. Así uno a uno nos muestra los beneficios de estos 33 vegetales y frutas. No olvida los frutos secos como las nueces que contienen vitamina E, magnesio y Omega 3; las almendras que son ricas en  minerales, vitaminas B y E y grasas saludables.

Kinoto. árbol de naranjas chinas

Kinoto. árbol de naranjas chinas

La naranja: mucha fibra y vitamina C

La naranja: mucha fibra y vitamina C

 Granado. Su origen se extiende desde los Balcanes hasta el Himalaya; es considerado uno de los frutales más cultivados desde tiempos más remotos.

Granado. Su origen se extiende desde los Balcanes hasta el Himalaya; es considerado uno de los frutales más cultivados desde tiempos más remotos.

Berenjena. Es un excelente diurético, antioxidante y aporta nutrientes y minerales muy importantes para el organismo

Berenjena. Es un excelente diurético, antioxidante y aporta nutrientes y minerales muy importantes para el organismo

Pimientos verdes italianos. En su composición nutricional  se cuentan cantidades significativas de vitamina A, C y E (poderoso antioxidante), potasio, fósforo, magnesio, folatos y muy pocos hidratos de carbono.

Pimientos verdes italianos. En su composición nutricional se cuentan cantidades significativas de vitamina A, C y E (poderoso antioxidante), potasio, fósforo, magnesio, folatos y muy pocos hidratos de carbono.

 La planta de aloe es muy rica en sustancias químicas naturales, antraquinonas, saponinas y salicilatos con sus efectos terapéuticos y otros como oxalato de calcio, azúcares, colina, alcoholes, proteínas, enzimas y sales minerales. Muy rica en aminoácidos, vitaminas en especial del grupo B, enzimas y azúcares muy variados.

La planta de aloe es muy rica en sustancias químicas naturales, antraquinonas, saponinas y salicilatos con sus efectos terapéuticos y otros como oxalato de calcio, azúcares, colina, alcoholes, proteínas, enzimas y sales minerales. Muy rica en aminoácidos, vitaminas en especial del grupo B, enzimas y azúcares muy variados.

Todos estos alimentos ayudan a combatir enfermedades,  prevenir el envejecimiento y aumentar las defensas. Y son económicos, sin manufacturar, están ahí, en las huertas y en los jardines. Pequeños lujos al alcance de todos.

 

Fotografías: Carmen Sánchez

Talento valenciano en el exilio

“Todo lo que hicimos para gestionar las migraciones ya no nos sirve, estos jóvenes que están en París, Londres, Edimburgo, son nuestros hijos y nuestras hijas”. Así se lamenta el padre de Gloria, una de las jóvenes altamente cualificadas que protagoniza el documental de Iciar Bollaín, En tierra extraña.

La cineasta madrileña estrenó el 9 de noviembre de 2014, en La Rambleta de Valencia su documental, que fue presentado por la co-productora de Turanga Films, Lina Badenes, y por el sociólogo Joaquín García (Universidad de Valencia).

El documental refleja la apatía de los jóvenes con carreras de Ingenierías, Técnicas, Bellas Artes, etc., que han tenido que emigrar, esta vez a Edimburgo. Obligados a vivir en otro país porque como dice la joven protagonista ”ya somos muchas generaciones las que nos tenemos que ir, si yo tuviese trabajo en España no estaría aquí. No somos jóvenes aventureros ni nada, somos emigrantes. Eso sí, si haces un buen trabajo aquí, te lo valoran, te lo pagan y puedes prosperar, y así vamos, poco a poco, como dicen ellos, step by step, comenta.
En otra escena del documental, en un escenario del llamado Teatro del Barrio, en Madrid, un actor declama en uno de los actos de la obra: “Yo era un tío que ganaba dinero haciendo películas, era el más grande yo hacía películas taquilleras, yo era un tío que socialmente estaba ahí, ahora por decirlo de alguna manera veo claras las posibilidades que tenemos de quedarnos fuera, y tengo miedo”, dice, actuando, pero reflejando la realidad de los artistas.

Un joven director de Xàvia exiliado

Rubén Hornillo Rodríguez, 29 años, nacido en Xàvia, licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad Politécnica de Gandía, ofrece su creatividad a una ciudad que no es la suya, porque la suya no le ofrece futuro.“Siempre he querido ser un creativo. De pequeño quería ser dibujante de cómics, más adelante en mi adolescencia lo intenté con la música, al formar un grupo de rap. La música fue lo que propició que dejara mi carrera de Física y me cambiara a Comunicación Audiovisual en la UPV, donde descubrí mi auténtica pasión: el audiovisual”. Estas son palabras que incluye en sus perfiles, esos que revela en el currículum.

Afincado en Los Ángeles desde 2010 cuando se fue para cursar un máster de producción enla prestigiosa American Film Institute, Rubén descarta volver a una ciudad que no le ofrece un futuro para lo que se ha formado, como tantos miles de jóvenes más. “No vuelvo. Ya me fui de Xávia a Gandía y de allí a Turquía y más tarde aCorea del Sur. Ahora vivo en la “meca” del cine y es duro, pero mis proyectos están aquí, porque en mi tierra no tengo futuro como cineasta”.

Autor del documental Españoles en el exilio, donde refleja los problemas de una sociedad que tiene un mercado laboral que no puede absorber a personas altamente cualificadas y que tienen que emigrar, tuvo que buscar ayuda en una plataforma de mecenazgo para, a través de donaciones de personas anónimas, alcanzar los 33.000 euros en los que estaba presupuestado. Rubén también produjo el largometraje Esclavo de Dios, una co-producción Venezuela-Argentina-Uruguay rodada en EE.UU.

descargaCartel promocional del documental del cineasta valenciano Rubén Hornillo

En estos momentos está terminando un per-montaje de Españoles en el Exilio para intentar conseguir más financiación para rodar unas cuantas entrevistas más. “Eso me tiene bastante ocupado, estuve escribiendo un piloto para una serie de TV con unos guionistas americanos que estuvo a punto de ser comprado. Al final no pasó nada con ello y por ahora no parece que vaya a ser adquirido por alguna otra productora o estudio. Por otra parte estoy escribiendo otro guión, que se llama The Community y es una comedia romántica (pero más bien para tíos) que se centra en la escena de especialistas de la seducción (ellos se llaman a sí mismos “La Comunidad” y como esas técnicas se pueden utilizar para acabar cada noche con una mujer distinta o (sorpresa) para seducir al amor de tu vida. También tengo un concepto, “American Samurai”, que estoy desarrollando visualmente con un estudio de ilustración de Barcelona, Bit Studio. En un principio era una serie de TV, pero vamos a lanzarlo como cómic primero (seguramente auto-editado para kindles y tabletas)”.

Hornillo es productor independiente que trabaja sin descanso en nuevos planes. ”Como productor tengo el proyecto Appearances, escrito por Frederic Richter y dirigido por Joel Novoa (con quién ya produje Esclavo de Dios, que se estrenó en España en el Festival de Huelva del año pasado en sección oficial). Ahora mismo el guión es finalista en el prestigioso Sundance Writers Lab, que es un taller de escritura organizado por el conocido festival. En Diciembre nos dirán si finalmente nos aceptan el guión”.
Rubén Hornillo Rodríguez es solo un ejemplo de los muchos jóvenes realizadores, directores, actores y guionistas que han tenido que salir de Valencia para poder triunfar en otros lugares. No es que la Comunidad Valenciana deje de lado su típica sociedad creativa porque como afirma Hornillo “en Valencia hay nivel, hay 3-5 realizadores jóvenes que están dando mucha guerra con sus cortos o incluso largos. Entre ellos están Nacho Ruipérez, Javier Polo (y su hermano Guillermo que está aquí en LA también), Claudia Pinto, etc. La webserie valenciana, Sin Vida Propia, está teniendo mucho éxito en festivales de todo el mundo.

Tiene mucho mérito lo que consiguen hacer con el panorama que hay, la escasez de fuentes de financiación y los maltrechos bolsillos que dificultan la autofinanciación (que siempre se ha utilizado de una manera u otra en el mundo del cortometraje). Aun así, yo veo poco futuro en la Comunidad Valenciana y en España para producir cine, sino eres parte de las 5-10 productoras que se llevan las cada vez más escasas subvenciones es imposible empezar.

Las TV’s cada vez compran menos y pagan peor. En EEUU, servicios de streaming como Netflix, Amazon, Hulu, han revitalizado la industria, dando una ventana más de distribución, pero en España, por un montón de razones, esas empresas no han podido ofrecer servicios de streaming ni las que se han desarrollado como Wuaki o Yomvi van a comprar ni producir contenidos independientes, y me parece que su penetración en el mercado es mínima. Básicamente, en España no hay manera de monetizar el cine o la tv más allá de la taquilla (casi imposible con un IVA al 21%) o la emisión por TV (donde en un contexto de crisis, cada vez pagan menos)”.
Hornillo es un joven talento que salió de la Universidad Politécnica de Gandía. Sus conocimientos sobre medios audiovisuales le categorizan tanto a como cualquier cineasta. Prueba de ellos son las entrevistas que le han hecho a nivel nacional como la que le realizó la periodista Ana Pastor para su programa El Objetivo el 27 de octubre de 2013, para hablar de la emigración forzosa de los jóvenes al extranjero, debido al fenómeno migratorio actual que no es indiferente en los medios de comunicación.

La cultura española vuelve a exiliarse
Cerca de 700000 españoles han emigrado desde el inicio de la crisis, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Solo en el año 2013, 1715 jóvenes emigraron de la Comunidad Valenciana al extranjero. Algunos han cruzado el charco, como Rubén. Pero no es una situación a la que los españoles no estén acostumbrados.
Al acabar la Guerra Civil Española, ya se hablaba de una “mutilación cultural” que arrancó de España a un nutrido colectivo de intelectuales, probablemente los más destacados y prestigiosos: catedráticos, escritores, historiadores, artistas, científicos, juristas, periodistas, directores de cine, ingenieros, militares…Fue una ruptura de largas consecuencias para la vida cultural española que quedó fuertemente empobrecida durante varias décadas. El éxodo provocado por la Guerra Civil ha sido el más importante de la histimagen121039goria de España no sólo por sus dimensiones y por sus trágicas circunstancias, también por privar de intelectuales y emblemas de la cultura, algo que dejó al país excluido de los hombres que habían pertenecido a la República y que dotó a España de grandes avances culturales en el primer tercio del siglo.

Retrato de la diáspora tras la Guerra Civil Foto: Manuel García (Historiador)

Pero, ¿volverá a dejar España salir a sus jóvenes creativos? Dice el periodista Felix Santos (1937) autor de numerosos libros y artículos sobre migraciones, en una de sus obras, Exiliados y emigrados (1939-1999), que el número total de refugiados españoles que llegaron a México se aproximó a los 20.000. “La gente escapaba a Latinoamérica debido al conocimiento del idioma, principalmente. Eran gente profesionalmente muy cualificada. Allí llegó una parte muy importante de la intelectualidad española que en el primer tercio del siglo había situado a España en un nivel científico, artístico y literario muy elevado: catedráticos universitarios, científicos, escritores, arquitectos, ingenieros, directores de cine, actores y actrices, periodistas, médicos, juristas, historiadores, pedagogos, militares, músicos, traductores, editores…”
También llegaron refugiados españoles a Cuba, Santo Domingo, Colombia, Venezuela y otros países iberoamericanos. Y en la URSS, en 1941 había 4.221 españoles residiendo. Puntualiza Santos que el espectacular éxodo de una parte muy significativa de la intelectualidad española supuso una dolorosa mutilación de la que España ha tardado mucho en recuperarse.

Crisis actual
La emigración de jóvenes altamente cualificados es ahora una realidad, aunque la diferencia con la postguerra es abismal, el nuevo fenómeno no ha de resultar indiferente. Hay que hacer algo para conservar a los ciudadanos más preparados. La esperanza de vida será de 90 años en 2060 (INE) y si se continúa con el éxodo juvenil, las consecuencias para la sostenibilidad económica del país serán preocupantes.
Por otro lado, los creativos y los profesionales del cine han de buscar nuevas esferas donde sus productos audiovisuales tengan más salida. La búsqueda de financiación y de nuevos mercados, además de un sueldo del qué vivir, ha sido siempre una constante pero que ahora ha cambiado de registro. Los que se van son los mejores, los más preparados y dejarán un hueco en su país de origen.
En Valencia, debido a la actual crisis del sistema financiero que no ofrece créditos, no hay lugar para nuevos talentos y apenas hay distribución de productos autóctonos. El aumento del IVA a un 21% tampoco ayuda a la exhibición, porque las pocas salas de cine que quedan en Valencia han perdido espectadores. Malos tiempos para el talento joven valenciano.

“El ama está impedida”

“Tengo al ama impedida”. Esta es la frase que he escuchado esta mañana y que me ha conmovido de tal manera que me ha hecho escribir esta entrada.

En mi barrio hay de toda clase de pequeño comercio, pero de entre todas las tiendas, la que más me gusta es una pequeña mercería de esas antiguas que ya no quedan, donde puedes encontrar desde agujas de coser hasta parches para la ropa, de esos que nuestras madres nos cosían a las rodillas de los pantalones cuando éramos pequeños.

Esta mañana, al entrar en ese maravilloso recinto con estanterías apiladas de ovillos de lana, conjuntos  de lencería, cajitas de cintas de lazo, hilos, blondas, encajes y un montón de enseres de costura, cuya dependienta de mediana edad parece salida de la peli “Pleasantville” con gafas alargadas y moño sesentero, me he fijado en el señor mayor que estaba delante de mi, en el mostrador.

El hombre era un señor educado, vestido sencillamente y de alrededor de 75 años que solicitaba a la dependienta “unos enganches de esos que las mujeres se ponen en los sostenes para abrochárselos”. Yo que suelo ser muy observadora con el mundillo cotidiano que me rodea y, sobre todo de las personas mayores por las que siento una especial ternura, me he acercado para ver si la dependienta le sacaba lo que el hombre pedía. En mi interior, como buena hija de costurera que soy, he pensado: “corchetes, lo que el hombre quiere son corchetes”. Indudablemente, la dependienta, experta en toda clase de artilugios merceros, enseguida ha sacado una cajita de “corchetes” y se la ha mostrado al hombre: “¿es esto lo que quiere?”, a lo que él le ha contestado: “si, pero deme los más grandes que tenga, mire usted, es que son para cosérselos a una faja que lleva mi mujer puesta para que cuando yo la levanto no se le abra y la pueda sujetar bien. Tengo al ama impedida, ¿sabe?, la tengo que levantar, lavar, darle de comer y volver a acostar”.

images

Las dos mujeres que alli estábamos nos hemos quedado sin habla porque el hombre más bien estaba para que lo cuidasen a él, a pesar de su tremenda lucidez y su educación. Yo, que me entrometo en todo lo que me causa pinchazos en el alma, le he comentado que el ayuntamiento ofrece ayudas a la dependencia en forma de asistentes sociales. La respuesta que el buen hombre me ha dado me estremeció: “Es que, mira bonica, ya me lo han dicho. Si yo tengo tres hijas, pero trabajan y soy yo el que debo ocuparme de mi mujer porque ella siempre se ha ocupado de mi y, además, son las 24 horas y quién va a venir a ayudarme…?”. “Pero hombre, le ayudarían unas horas y usted piense que si cae enfermo, sería peor para ella, ¿lo entiende?”, fueron las palabras que pude pronunciar antes de poder deshacer el nudo que ya tenía en la garganta. La dependienta asentía a lo que yo decía y le comentaba que ahora había más ayuda para estos casos.

Tras coger su pequeña compra que consistía en los corchetes e hilo para coserlos, el señor, porque me niego a llamarle anciano, dio las gracias y antes de despedirse nos dijo: “yo tengo un gran dolor de espalda, pero espero poder seguir levantando a mi mujer y acostarla antes de irme yo al otro barrio, es que no quiero que nadie más que yo se ocupe de ella, ¿sabe usted?, que tengan un buen día, vayan con Dios…”.

Después de esto, ya no hay nada más por hoy que me pueda partir el alma. Solo me queda la indignación hacia los políticos que no aportan soluciones sociales verdaderas y una reconfortante esperanza hacia el ser humano, esos que cuidan a sus “amas y amos impedidos”.

Amor por obra y servicio

Melanie Griffit y Antonio Banderas se acaban de divorciar. La excusa perfecta para escribir sobre el amor. Yo tengo un punto de vista muy visceral y pesimista, resultado de las experiencias vividas y de las lecturas engullidas al cabo de los años. Pero no siempre ésto fue así.

Considerando mi afición enfermiza por la lectura, he de puntualizar que he leído de todo, absolutamente de todo desde que era muy pequeña. Entre ese “de todo” se encontraban, a parte de libros, revistas, cómics, tebeos, novelas y fotonovelas…si, fotonovelas. Todo este material era muy variado en los quioscos de los años 80, los años de mi esplendor adolescente. Pero me voy a detener en las fotonovelas. Un género que ahora yo considero un absurdo diseñado para mentes muy poco analíticas, pero que a mi  me fascinaban. Sus páginas a todo color y las fotos de unos modelos posando en posturas ridículas y con un “bocadillo” dibujado en sus labios con frases que conformaban el guión de la novela. No hace falta mencionar que  la historia que ahí se  contaba era una increíble trama de amor al estilo culebrón venezolano, de esos que alienan las mentes, según estudios empíricos de teorías de la comunicación. Y lo peor de todo es que yo me creía esas historias. Estaba en las antípodas de lo que ahora considero una lectura enriquecedora creadora de opinión.

Lo bueno de evolucionar (me niego a pronunciar “hacerse mayor”) es que vas aprendiendo, te vas haciendo menos crédula, menos confiada y menos impulsiva. También pierdes la frescura y el optimismo, sobre todo dejas de creer en las absurdas historias de amor, de amor eterno, sobre todo. Cuando lees a Freud, el padre del psicoanáisis, comprendes cómo nuestros impulsos amatorios nos han sido coartados para poder vivir en sociedad y que el enamoramiento es un proceso bioquímico que se inicia en la corteza cerebral, pasa al sistema endocrino y se transforma en respuestas fisiológicas y cambios químicos ocasionados en el hipotálamo mediante la segregación de dopamina.

Después vienen las experiencias vividas, las crueldades del destino. Esas amarguras del desamor o  las traiciones de tus semejantes que te envuelven el corazón con una coraza impenetrable. Dejas de sufrir, pero la coraza sigue ahí, para que lo recuerdes y nunca más creas en el amor más allá de los cuatro primeros años de inusitada emoción constante, la que dicen los expertos que  es la suficiente para la procreación.

Imagen

No me sorprende pues el divorcio del “El Zorro” y de la secretaria de la fantástica  “Armas de mujer”, fieles  a las estadísticas de que el enamoramiento es por obra y servicio, y que el amor para siempre es solo para unos pocos afortunados que no hayan leído a Freud.